09 diciembre 2011

Hemos publicado, XLIII

Nuevo libro de la
Academia de Guerra Aérea de la FACh

Recientemente apareció el libro "Campañas Aéreas en la Guerras de Corea y Vietnam", publicado por la Academia de Guerra Aérea, y del cual soy el autor. Muy resumidamente, la principal línea argumental del trabajo se centra en la relación existente entre los objetivos políticos y estratégicos observables en dichos conflictos asiáticos y las numerosas campañas aéreas puestas en acción para intentar su cumplimiento. Consta de 388 páginas y numerosas fotografías y mapas.

08 diciembre 2011

Accidente de Cessna 206

"Estoy acostumbrado a enterrarme de nariz..."

El accidente del 6 de diciembre de 2011 (foto, M. Quilodrán/El Mercurio)
No es excepcional ni raro que un avión de club sufra accidentes o incidentes varios durante su vida operativa, máxime si sus años de servicio son numerosos. Es el caso del Cessna 206 de Aero Transportes Araucanía Ltda. que tuvo un aterrizaje de emergencia el 6 de diciembre pasado en el sur del país.

El avión de esta nota tiene el número de fábrica 206-0057 y fue construido en 1964, llegando al país importado desde la casa Cessna el 4 de julio de ese año por un particular; su primera matrícula fue la CC-PAD, asignada el 27 de octubre siguiente. El Club Aéreo de Carabineros de Chile lo adquirió en el mercado local el 15 de abril de 1965, recibiendo la matrícula CC-KKE el 6 de mayo siguiente. Con los carabineros operó hasta 1971, cuando el 20 de diciembre de ese año fue vendido al Club Aéreo Universidad de Concepción, empleando la marca CC-SZB a contar del 30 del mismo mes. En manos de la actual empresa ATA se encuentra formalmente desde el 4 de diciembre de 1997, registrándose como CC-CDG a contar del 12 de diciembre de ese año. Tuvo otros varios dueños y registros, los que no viene al caso mencionar ahora.

Su primer accidente ocurrió el 16 de julio de 1967, ya en manos de los carabineros, cuando aterrizó en una pista barrosa en San Fernando; este hecho no fue investigado por la autoridad aeronáutica, por no existir personal calificado para llevar a cabo las pesquisas en ese momento. Como fuera, iba pilotado por un teniente coronel de la institución y llevaba un pasajero. Los daños fueron relativamente cuantiosos, pues resultó afectada toda la sección de nariz, motor y ala derecha. Fue su primer capotaje.

Curiosamente, el segundo accidente que afectó a este monomotor ocurrió el 7 de diciembre de 1969 mientras hacía un vuelo El Tepual-Tobalaba. En este viaje debió aterrizar de emergencia en una pista del Club Aéreo de Frutillar, la que estaba en preparación en Frutillar Alto. Nuevamente se enterró de nariz, resultando bastante destruido y con similares daños a los ocurridos en la ocasion anterior.

El tercer accidente fue el 16 de octubre de 1978, época en que estaba en poder del club penquista como CC-SZB. En un vuelo isla Mocha-Concepción, a 200 pies de altura luego de despegar le falló el motor, debiendo aterrizar de emergencia en la pista de la isla y, nuevamente, clavándose de nariz, resultando con... los mismos daños. A estas alturas de la vida, ya acumulaba 3.524 horas de vuelo.

29 noviembre 2011

Nueva enajenacion de Beechcraft 99A

Se acaban los Airliner en la FACh

Beechcraft 99A Petrel Alfa ex 304 de la FACh , luciendo su nueva matrícula N141WW
(foto, Gastón Jofré, vía Strike Nahuel de saorbats.com.ar)

Continuando con sucesivas bajas del material Beechcraft 99A Airliner en la FACh, esta vez hemos tomado conocimiento (a través de saorbats.com.ar, citando y corrigiendo al sitio Aviación Total), que la institución vendió a una empresa estadounidense el avión número 304 Petrel Alfa.

La matrícula estadounidense asignada al aeroplano es la N141WW, coincidente con su número de serie, el U141. El nuevo dueño es la empresa Win Win Aviation Inc.

07 octubre 2011

Brigada de Aviación

Aniversario de la BAVE

Cougar H281 (foto, I. Siminic)
En este nublado y frío día se conmemoró en Rancagua un aniversario más de la reactivación de la Aviación del Ejército de Chile. La jornada fue propicia para escuchar las palabras del general de brigada don Iván González y luego compartir un almuerzo que contó con la grata actuación del tradicional conjunto nacional Los Cuatro Cuartos. En las imágenes preliminares del día, arriba uno de los Cougar recientemente incorporados a la BAVE y abajo una representación de uno de los primeros aviones con que contó el Comando de Aviación del Ejército en Tobalaba, un Beechcraft D18S. En la ocasión también recibí de obsequio una copia del libro Familia Aérea del Ejército de Chile, en cuya elaboración tuve el gusto de colaborar durante el año pasado.

Beechcraft D18S representativo del E-01 (foto, I. Siminic)

30 septiembre 2011

Accidente en Curacaví

Accidente de avión de Romeomike

Piper PA-28-140, CC-CRS 28-24032 (foto, Red Nacional de Emergencia Chile)

La prensa de hoy informa que ayer 29 de septiembre cayó un avión en las cercanías de Curacaví. El avión corresponde al Piper PA-28-140 matrícula CC-CRS, c/n 28-24032, de la empresa Servicios Aéreos Romeomike Ltda. Las dos personas a bordo resultaron con lesiones de diversa consideración, y el aparato con serios daños, tal como la muestra la oportuna foto publicada en este enlace.

Este monomotor ya había experimentado un accidente el 16 de julio de 1995, en Tobalaba, cuando quebró su tren de nariz luego de aterrizar y rebotar fuertemente. En esa oportunidad lucía la matrícula CC-PPE y el piloto, Sebastián M. B., con 68 horas de vuelo, resultó ileso. El avión acumulaba 5.677 horas de vuelo.

El protagonista de esta nota tiene una dilatada carrera en Chile. Su primer dueño fue el Club Aéreo de Calama, entidad que lo adquirió nuevo a la casa Piper en EE.UU. el 1 de abril de 1968. Bajo esta corporación operó con la matrícula CC-NEE. La siguiente matrícula fue la particular CC-PGX (Ernesto Hein) y luego pasó a ser propiedad del Club Aéreo de Santiago, donde operó como CC-KSB. Luego, voló varios años con la particular CC-PPE, hasta que el 10 de marzo de 2003 lo adquirió Servicios Aéreos Romeomike Ltda., con igual matrícula, pasando a lucir la CC-CRS a contar de 7 de noviembre de 2007.

20 septiembre 2011

Segundo KC-135E de la FACh

El tanquero 983 de la FACh

El fotógrafo Antonio Segovia Rentería nos facilita esta imagen del recientemente arribado Boeing KC-135E número 983 de la FACh, uno de los tres tanqueros del mismo tipo que la institución tiene planeado operar con su flota de cazabombarderos F-16.

19 septiembre 2011

PBY-6A Catalina CC-CNF

Catalina CC-CNF 0487 Robinson Crusoe

En Los Cerrillos (foto, Rodrigo Santa María I.)
A propósito del incidente del Consolidated Catalina CC-CNF 0487 en la isla Robinson Crusoe el 26 de enero de 1959, nuestro amigo Rodrigo Santa-María Izquierdo nos convida amablemente un par de fotografías de su archivo mostrando diversos aspectos de dicho avión.

Por nuestra parte, digamos que el Catalina CC-CNF corresponde a un Consolidated PBY-6A cuyo c/n fue el 2043 y su Bureau Number (o número de serie naval estadounidense) el 46679, de 1945. El 28 de enero de 1957 fue formalmente adquirido por la Sociedad de Transportes Aéreos de Chile TRANSA CHILE Ltda., a la Aircraft Instrument Co. Antes de lucir el registro nacional, en EE.UU. operó con la matrícula N9562C. La matrícula chilena le fue asignada el 11 de octubre de 1957. Con la empresa nacional, el anfibio lució además el nombre “Robinson Crusoe”.

En la isla Robinson Crusoe, en el extremo derecho de la imagen (foto, Rodrigo Santa-María I.)
La TRANSA CHILE Ltda. fue una empresa cuyos orígenes se remontan a 1954, y que duró hasta que en 1959 una resolución del 2º Juzgado de Letras de Mayor Cuantía de Santiago la declaró en quiebra, caducándose luego todos sus permisos de tráfico. El 11 de agosto de 1961 el avión fue adquirido por el conocido aviador chileno Roberto Parragué Singer en remate de la Caja de Crédito Popular, recibiendo la nueva matrícula CC-CCS tres años después, el 14 de julio de 1964. Desde esta fecha el avión estuvo inmovilizado, y fue recién en 1980 que realizó su primer vuelo con el nuevo registro.

Como CC-CCS en manos de la empresa de los Parragué (foto, col. I. Siminic)
A contar del 23 de marzo de 2000 este avión estuvo en el patrimonio de la empresa portuguesa Aerocóndor Transportes Aéreos Ltda., aunque entregada formalmente en explotación a la empresa de la familia Parragué, ASPAR Ltda. La matrícula CC-CCS estuvo vigente hasta el 31 de mayo de 2002.

09 septiembre 2011

Accidentes hacia o desde el archipiélago Juan Fernández

Accidentes en vuelos hacia o desde
Robinson Crusoe - Juan Fernández (actualizado)
Demos ahora un breve vistazo a los accidentes aéreos que, de una u otra manera, han afectado a aviones operando desde o hacia el archipiélago Juan Fernández.


La cuenta empieza el
26 de enero de 1959, cuando el anfibio Consolidated PBY-6A Catalina matrícula CC-CNF 0487 de la empresa TRANSA Chile se accidentó al intentar despegar desde la isla con destino a Los Cerrillos. El Mercurio del 28 de enero de ese año informó que a las 09.30 horas el avión intentó decolar, pero tuvo una falla de motor, quedando tumbado.

AeroCommander 680, similar al mencionado acá
El 27 de enero de 1972, procedente de Los Cerrillos, el AeroCommander 680 CC-CEU, c/n 680-511-181, de la Línea Aérea Taxpa Ltda., aterrizó muy brusco al cuarto intento. La pista estaba en malas condiciones, y se rompió el soporte superior del tren al contacto con ella. El avión recorrió 500 metros y finalmente estrelló la nariz en una zanja. Eran las 11.45 horas. No fue recuperado.

El
6 de octubre de 1972 el AeroCommander 680 CC-CEO, c/n 680-288-3, también de la Taxpa, resultó extraviado en el vuelo en la ruta Rodelillo – Juan Fernández. El bimotor había despegado de Rodelillo a las 12.47 horas; una hora después, el piloto reportó falla de motor y que regresaba al continente, perdiéndose luego todo contacto con el aparato. Los desaparecidos fueron el piloto, Germán Acevedo Salas, y los pasajeros Varsovia Schiller Schiller, Guillermina Arredondo González, Carmen Camacho López, Mónica Araya Arredondo, Orieta Recabarren Schiller, Víctor Duque Martínez, Eulogio Rivera y un lactante.

El
1 de marzo de 1977 se produjo otro hecho similar. De nuevo un AeroCommander 680F, esta vez el CC-PEJ, c/n 680F-958-22 de propiedad de Germán Picó Cañas, pero operado por Taxpa, emprendió un vuelo Santiago–Juan Fernández. Despegó desde Los Cerrillos a las 10.20 horas. En el ascenso le falló una hélice y el piloto debió aterrizar de emergencia con tren replegado a 8 km al SW de la pista de Los Cerrillos, en una calle. El avión iba sobrecargado y mal estibado. Los daños fueron cuantiosos. Los tripulantes fueron Eduardo Iñiguez Elizalde, piloto, y los pasajeros Blanca Luz Brun y Consuelo Chamorro Maulén, todos ilesos.

El 28 de marzo de 1987, el
Cessna T310P CC-CID, c/n T310P0159, al aterrizar en el aeródromo de la isla, chocó con unos montículos de tierra, a 200 metros antes de terminarse la pista. Sufrió daños de consideración. El piloto era Santiago Figueroa, quien resultó ileso, al igual que los 6 pasajeros que llevaba.

Piper PA-31, similar al mencionado en el accidente de 4 de junio de 1991
El 4 de junio de 1991 se fue al agua en la isla el Piper PA-31 CC-CGP, c/n 31-597, de la misma Taxpa. Era un vuelo hacia el continente en el que, luego del despegue y en la fase de montada, el bimotor experimentó un fallo en el motor número 2 (el derecho), perdiendo altura y decidiendo volver al aeródromo. Amerizó a 7 NM de la costa y los tripulantes lograron salir y ser rescatados por un bote pesquero. El avión había estado dos semanas a la intemperie en la isla y probablemente le entró agua a los estanques de combustible. Los afortunados a bordo, todos a salvo, fueron Mario Contreras Decizer, Adrián Covarrubias, Jaime Aros y Germán Ceardi.

El 26 de octubre de 1991, el Piper PA-31 CC-CFY, c/n 31-600, sufrió el colapso de su rueda de nariz mientras despegaba desde la pista de la isla. Los daños fueron menores y tanto el piloto, Luis Bochetti Melo, como el pasajero, resultaron ilesos.



Cessna T310P CC-CID, en la isla, el 29 de enero de 1992 (foto, DGAC)
El 29 de enero de 1992, nuevamente se accidentó el el bimotor Cessna T310P CC-CID, c/n T310P0159. Propiedad de Juana Calderón, pero entregado en comodato a Transportes Aéreos Isla Robinson Crusoe, despegó desde Los Cerrillos hacia la isla, sin pasajeros. Al llegar a destino, aterrizó demasiado brusco, no pudiendo controlar la secuencia de rebotes. Como lo muestra la imagen, el avión tuvo grandes daños: tren principal izquierdo y rueda de nariz, quebrados; estabilizador horizontal izquierdo perforado, más raspaduras y abolladuras varias. El piloto, Juan Arellano Sánchez (con casi 20.000 horas de vuelo), salió ileso.

GAF N22B Nomad CC-CBV, c/n N22B-57 (foto, I. Siminic)
El 31 de enero de 1993, un vuelo de transporte de pasajeros y de familiarización de la ruta desde isla Robinson Crusoe hacia el continente pudo terminar en desgracia. A las 14.50 horas notificó emergencia estando a 80 NM al Weste de Santo Domingo, por problema de atascamiento de la selectora de “estanque derecho” a “estanques ambos” durante vuelo crucero. El piloto estimó que debería amerizar a 60 millas náuticas de la costa, y embanderó el motor izquierdo. A las 15.39 horas, el piloto notificó la solución de la emergencia luego de forzar la válvula, arribando sin novedad a las 16.25 horas a Los Cerrillos. El avión fue el GAF N22B Nomad CC-CBV, c/n N22B-57, que era operado en arrendamiento por Transportes Aéreos Isla Robinson Crusoe. El piloto fue Santiago Figueroa acompañado por Florencio Casanueva, más 6 pasajeros.

Piper PA-31 en aterrizaje de 21 de abril de 1994 (foto, DGAC)
El 21 de abril de 1994, el Piper PA-31 CC-CFK, c/n 31-607, hacía un vuelo Los Cerrillos-Robinson Crusoe-Santiago. Al aterrizar en la isla, el tren de aterrizaje pasó sobre una pequeña zanja, sin recibir daños aparentes. Luego de la estadía, el piloto, Darío Escobar Donoso, en previsión decidió regresar a Los Cerrillos volando con tren abajo. Después de un rato en estas condiciones, Escobar se percató de que el consumo de combustible se estaba disparando y decidió subir el tren en vuelo. Al aterrizar en Los Cerrillos cedió el tren derecho y el bimotor se arrastró por un tramo, sufriendo los daños propios de estas bajadas.
Cessna 401A CC-CBX, c/n 401A0121, del SAE (foto, I. Siminic)
El 9 de mayo de 2000 resultó desaparecido en la ruta Los Cerrillos – isla el Cessna 401A CC-CBX, c/n 401A0121, del Servicio Aéreo Ejecutivo (SAE). Fallecieron los pilotos Luis Bochetti Melo y Luis Bochetti del Canto.
El 25 de abril de 2003 un Piper PA-31 (probablemente el mismo CC-CZC que se menciona más adelante) aterrizó en la isla sin tren (por olvido de bajarlo), quedando con los daños habituales de esta clase de accidentes. Llevaba periodistas a cubrir un operativo médico gestionado por la FACh. Entiendo que el piloto era Marcelo Valenzuela.
Accidente de 15 de abril de 2011 (foto, EMOL)

Finalmente, el 15 de abril de 2011 el Piper PA-31T CC-CZC, c/n 31T-7920072, de la empresa LASSA, cayó al mediodía en la Ruta 66, en el acceso a Viña del Mar, en la parte alta del sector de Rodelillo. Proveniente de Juan Fernández, trasladaba un cargamento de mil langostas vivas. El accidente se habría producido a raíz de un viento de cola que desestabilizó la aeronave al intentar el aterrizaje, desviándola hacia la ruta de tránsito vehicular. La avioneta atravesó la vía y se detuvo en unos matorrales aledaños. A bordo iban Cristián Ilabaca y Sara Deroth, ambos leves.

06 septiembre 2011

Anécdota de un CASA 212-300 de la FACh, 1999

El día en que un CASA 212-300 de la FACh
fue en misión a las Malvinas...


Mi reporte de 1999, aparecido en Francia (perdón por mi francés, eso sí...)
Lo habitual de las operaciones de los CASA 212 en la FACh, iniciadas en Chile en 1994 y que no presentaba accidentes hasta el del día 2 de septiembre pasado, tal vez no permita traer a colación muchos vuelos particularmente vistosos (que yo conozca -al menos-, porque me imagino queen su temporada sirviendo bajo la insignia del Grupo 5 en Puerto Montt le debe haber reportado más de alguna interesante experiencia operativa, en una zona reconocidamente difícil y complicada para volar, y donde los accidentes -de aviones civiles y militares- se cuentan por montones).

Sin embargo, uno de estos CASA 212-300, el avión 965, gemelo del tristemente accidentado la semana pasada, tuvo una experiencia de los más interesante y poco habitual (no por la naturaleza de la misión, una rutinaria salida MEDEVAC, sino que por el lugar hasta donde tuvo que ir a parar).

En abril de 1999, el 965 tuvo que viajar desde Puerto Montt hasta Punta Arenas, y de ahí hasta la ciudad argentina de Río Gallegos. La idea era alcanzar hasta la histórica pista de Puerto Stanley/Puerto Argentino, en un viaje de unos 800 kilómetros sobre las temibles aguas del Atlántico, para efectuar un rescate aeromédico de un tripulante chileno que servía en un barco factoría bajo pabellón francés. Un vuelo comercial chileno a la isla no era alternativa, ya que entiendo que en esa época, y merced a que "el caballero" estaba preso en Londres, el gobierno del presidente Frei había decretado una interdicción administrativa para el desarrollo de vuelos pagados desde Chile hasta las islas del Atlántico Sur, en manos inglesas, naturalmente. ¡Y como tremenda represalia y para que aprendieran a respetarnos estos gringos tales por cuales!

La cosa es que el 965 ejecutó correctamente su misión el 25 de abril, el tipo accidentado pudo llegar a un centro médico donde se recuperó, y la FACh -once again- cumplió cabalmente con su deber para con un compatriota. Responsabilidad social de la institución, como le dicen...

En esa época, este sacrificado editor era joven y brioso, y se ganaba algunos pocos dólares adicionales cubriendo estoicamente noticias de aviación chilena para distintos medios europeos (digo "estoicamente", porque ninguna rama de las FF.AA. -y mucho menos la FACh, digámoslo- pescaba mucho a los corresponsales, verdaderos nerds molestando las ocupadísimas e impostergables agendas de los encargados de las RR.PP. institucionales). Esa vez me publicaron el acontecimiento en la revista francesa JETS (Nº 42, junio de 1999), como lo acredita la imagen de esta nota. Nadie más cubrió el hecho, ni la misma FACh le dio mucha bola al cuento. Y quedó en la historia.

05 septiembre 2011

En Robinson Crusoe...

Beech 300 en la pista de Robinson Crusoe

(foto, Reuters)
Interesante imagen de un Beech 300 sobrevolado por un Super Puma naval durante las tareas de búsqueda de los restos del CASA 212-300 del Grupo 8 accidentado en ese lugar. En este caso corresponde al Beechcraft B300 CC-AEB, c/n FL-128, operado por INAER Helicopter Chile S.A. Adicionalmente, la empresa magallánica Aerovías DAP está por recibir un aparato similar para sus tareas propias en Punta Arenas.

04 septiembre 2011

Arribo de segundo KC-135E

Boeing KC-135E, FACh 983

Pudahuel, 3 de septiembre (foto, José Ignacio Bertea Claro)

José Ignacio Bertea Claro nos facilita esta foto de dos Boeing KC-135E estacionados en las instalaciones del GA 10, en Pudahuel, el 3 de septiembre. Se observa en primer plano al número 981 (s/n 57-1501), arribado el 16 de febrero de 2011 y, a su lado izquierdo, otro aparato similar que luce el número 983. El Boeing que aparece en primer plano es el 737-300 número 922, ex Lufthansa. Además, se observa un C-130 y varios helicópteros.

La FACh anunció que adquirió tres tanqueros KC-135E.

03 septiembre 2011

Accidentes del 2 de septiembre en la historia aérea nacional chilena

Ocurrió un 2 de septiembre...

De Havilland DH.9 93 LINARES, de la Aviación Militar chilena pre-1930, similar al 96 TALCA cuya historia es relatada acá
A propósito del accidente que afectó ayer al CASA 212 de la FACh. Los registros de accidentes aéreos ocurridos en Chile o a aviones chilenos un día 2 de septiembre comienzan con el capotaje en 1922 del de Havilland DH.9 registrado con el número 96 y el nombre TALCA en la localidad de Castellanos, Argentina. El avión del servicio de Aviación Militar nacional, que era tripulado por el capitán Federico Baraona Walton y el pasajero y corresponsal Ernesto Ried Silva, formaba parte de un vuelo ordenado por el presidente Arturo Alessandri R. a Río de Janeiro, Brasil, y cuyo objetivo era llevar los saludos del pueblo chileno a ese país atlántico en la conmemoración de un nuevo aniversario patrio. El viaje –notable para la época por su extensión y por la falta de ayudas aéreas– estaba compuesto por dos aviones del mismo tipo, siendo el otro tripulado por el capitán Diego Aracena y su pasajero, el ingeniero Arthur Seabrook (quienes caerían poco después cerca de Río de Janeiro, a poco de cumplir la misión). El TALCA resultó muy dañado y sus principales partes arribaron a Chile en julio de 1924 para reparaciones. Los dos involucrados resultaron ilesos.

Nardi FN.305 número 2 de la FACh, similar al acidentado en 1938
En 1938 se produjo otro hecho, esta vez de consecuencias desastrosas. A las 10.45 horas, mientras hacía una práctica de vuelos que debía limitarse a efectuar aterrizajes, el avión de entrenamiento Nardi FN.305 número 8 de la Escuela de Aviación de la FACh hace un looping a 1.000 m y cae sin control, destruyéndose totalmente en la chacra Santa Laura, cerca de la Escuela. No se pudo establecer la causa del accidente, aunque se opinó que el piloto se equivocó al intentar una acrobacia en un avión desconocido para él y que volaba recién por segunda vez, ignorando las condiciones aerodinámicas –no era acrobático- y los controles pesados de éste. Resultó muerto el teniente 1º Renato Ortega Fredes y el avión terminó totalmente destruido. Digamos que este accidente fue uno de muchos que sufrieron los numerosos aviones europeos adquiridos por la FACh a fines de la década de los ’30 en Italia y Alemania –antes de la guerra mundial- y que hicieron que lo que quedaba a comienzos de los '40 de ese material fuera pronta y polémicamente dado de baja.

Stinson 108-3, similar al del accidente de 2 de septiembre de 1963
En 1963 se produjo otro hecho, aunque muy menor. En el fundo Haras Los Cóndores, 4 km al sureste de San Bernardo, aterrizó de emergencia el Stinson 108-3, CC-PMO 0281, c/n 108-4147, a los mandos de su dueño, Víctor Volante Serra. Al llegar a El Bosque, el piloto no encontró visibilidad ni techo, por lo que trató de volver a Rancagua, encontrando la ruta al sur totalmente cubierta de nubes. Por lo mismo, aterrizó de emergencia en un claro, saliendo en vuelo más tarde con dirección a Tobalaba. Los daños fueron leves.

En 1964, en el fundo Los Coigües, Nueva Imperial, falló el motor del Stinson 108, CC-KLG, c/n 108-991, del Club Aéreo Coquimbo-La Serena. Mientras despegaba, le falló el motor por haber agua en la bencina. Chocó contra un cerco al final del potrero que era usado como cancha. El piloto era Enrique Navarrete Suárez, quien salió ileso, y el avión sufrió varios daños.

Piper PA-32-300, CC-ETD, c/n 32-40770 de la Dirección General de Investigaciones
En 1971 ocurrió otro accidente, esta vez tremendamente trágico. Afectó al Piper PA-32-300, CC-ETD, c/n 32-40770 de la Dirección General de Investigaciones, avión que resultó extraviado en un vuelo entre Colombia y Ecuador, mientras volvía de su misión como avanzada de inteligencia con motivo de la gira del presidente Salvador Allende a Ecuador, Colombia y Perú. Luego de haber cumplido con sus tareas en los distintos países mencionados, al volver a Chile fue declarado en DETRESFA (sin combustible) por los centros de control de Colombia y Ecuador. Murieron los pilotos Víctor Binder Robles y Anton Bakx Brath, y el inspector Sergio Alcaíno Duchens. Ya me referí extensamente a este accidente al escribir en este mismo blog la historia de la aviación de los detectives chilenos.

Cessna 172G
En 1978 se produjeron dos accidentes. El primero afectó al Cessna 172G, CC-SMC, c/n 17254863 del Club Aéreo de Puerto Montt y ocurrió en el aeródromo La Paloma a las 15.00 horas de ese día mientras hacía un vuelo La Paloma – Cochamó. A poco de despegar, le falló el motor; el piloto viró a la izquierda para retornar a la pista y el avión perdió sustentación, cayendo a tierra. El aparato resultó muy destruido y la gente a bordo resultó con lesiones de consideración: Gunther Stange Wistuba, Víctor Cabrera Contreras, Juan Barra Muttel y Nelly Donker Donker.

El Fairchild F-27A CC-CBQ, avión del relato de abajo
El mismo año 1978 se produjo otro hecho que revistió características muy extrañas. Se trató del vuelo 042 regular de carga Santiago – Antofagasta – Iquique – Arica, que tenía por finalidad repartir el diario La Tercera en esas ciudades. A las 22.50 horas, cuando rodaban al cabezal de despegue en Los Cerrillos, el piloto advirtió una persona extraña en el costado de la diagonal norte, la que poco después se arrojó de frente contra el motor derecho, muriendo. El avión involucrado era el Fairchild F-27A, CC-CBQ, c/n 76, de Transportes Aéreos Norte Sur y Cía. Ltda., y estaba tripulado por Óscar Bonilla Menchaca, Raúl Pizarro Espinoza y Óscar Eggers Reuss. El suicida fue identificado como Hernán Rodríguez Toro.

Piper PA-12 Super Cruiser
En 1982, en el aeródromo de Chillán, por mala operación al aterrizar, capotó el Piper PA-12 Super Cruiser, CC-SHH, c/n 12-2246, del Club Aéreo de Chillán. Era tripulado por Georg Packmor Peyda, quien salió ileso, y el avión resultó con daños leves. En 1984, por su parte, en el aeródromo de Tobalaba resultó accidentado el Cessna 172 CC-PKG, al mando de Óscar Villena Cortez.

02 septiembre 2011

Accidente en isla Robinson Crusoe

Grave accidente de transporte CASA 212-300 de la FACh

Teniente Carolina Fernández, piloto del CASA 212
accidentado hoy (foto, LUN)
Mientras comienzan a fluir las informaciones y detalles del accidente sufrido en la tarde de hoy viernes 2 de septiembre de 2011 por el transporte CASA 212-300 número 966 de dotación del Grupo 8 de la FACh, resulta interesante dar un breve vistazo a los aspectos más básicos de la trayectoria en nuestras FF.AA. del tipo de avión involucrado en el luctuoso hecho. Consignemos que el accidente de hoy ocurrió en el archipiélago Juan Fernández, en la pista de la isla Robinson Crusoe, mientras el bimotor hacía esfuerzos por aterrizar en la pista de dicha localidad insular nacional, en una jornada de buen clima pero -aparentemente- de mucho viento cruzado que afectaba al sitio del descenso. Veintiún personas iban a bordo.

Las tres instituciones de la defensa nacional son usuarias desde hace largo tiempo de los aviones de transporte CASA 212, un bimotor ala alta de origen español, especializado en el transporte táctico militar de baja densidad.

CASA 212-100 naval (foto, Armada)
La Armada recibió en agosto de 1978 los dos primeros aviones CASA 212-A11 (Serie 100), los que fueron asignados al Escuadrón de Propósitos Generales VC-1. En noviembre del mismo año recibió otros dos aparatos similares. Los aviones recibieron los números de orden 145, 146, 147 y 148, con los c/n 134, 135, 137 y 141, respectivamente. Fue precisamente el 148 el que se accidentó en las cercanías de La Ligua el 15 de octubre de 1986, con una decena de fallecidos y el avión completamente destruido. Los otros tres aparatos continúan prestando servicios hasta el día de hoy. Cabe recordar que a estos aviones navales les correspondió interesante protagonismo en el cuasi enfrentamiento bélico contra Argentina en 1978.

CASA 212-100 del Ejército (foto, I. Siminic)
El Ejército, por su parte, recibió sus únicos seis CASA 212-A10 (Serie 100) en agosto de 1978. Los aviones fueron numerados 210 a 215 (con los c/n 103, 106, 107, 117, 118 y 126, respectivamente). Además de otros accidentes menores que afectaron a dicho material y que no viene al caso relatar ahora, fue el 212 el avión que se accidentó a la salida del aeródromo de Rancagua el 23 de diciembre de 1995, quedando muy destruido. El Mercurio informó que a bordo iban 22 personas, entre ellos 17 deportistas del club de paracaidismo Boinas Negras, saliendo todas heridas de diversa consideración. Entiendo que uno de los pasajeros posteriormente falleció a consecuencia de las heridas recibidas.

Pero el desastre fue mucho más dramático el domingo 6 de agosto de 2000, cuando se vio afectado otro de los aviones del tipo operados por esta institución. Se trató del CASA 212-AB10 (Serie 300) registrado como 230, uno de tres aviones que habían sido adquiridos por el Ejército en enero de 1997 (230 a 232, c/n 454 a 456) y que arribaron a Chile en marzo siguiente. El 230 resultó extraviado en Chaitén a las 15.54 horas del día señalado, mientras hacía un vuelo entre Rancagua, Tobalaba y Coyhaique.

El CASA 212-300 accidentado en Coyhaique (foto, I. Siminic)
A las 14.00 horas de ese día descendió en El Tepual para reabastecerse de combustible, desde donde despegó a las 15.15 horas. 39 minutos después, estando al menos a 15 millas al SE de Chaitén, el piloto, capitán Andrés González Tissinetti, reportó excesiva acumulación de hielo en las alas y avisó retorno a Puerto Montt, perdiéndose entonces el contacto. Fue encontrado totalmente destruido por haber chocado contra una ladera del volcán Michimahuida, a 28 km de Chaitén, el domingo 20 de agosto de 2000, luego de una extensa búsqueda. Todos sus ocupantes resultaron muertos, entre ellos los dos pilotos, dos mecánicos y diez pasajeros civiles.

El CASA 212-300 Nº 966 de la FACh accidentado en el archipiélago (foto, I. Siminic)
La Fuerza Aérea, en tanto, recibió sus primeros CASA 212-200 en febrero de 1994, arribando a Chile en marzo siguiente y siendo asignados al Grupo de Aviación Nº 1. Estos dos aparatos fueron registrados 960 y 961 (c/n 350 y 355, respectivamente). En julio del mismo año la institución recibió otros dos aviones, siendo esta vez CASA 212-300, los que fueron registrados como 965 y 966 (c/n 442 y 443, respectivamente). Los aparatos fueron asignados a Grupo de Aviación Nº 5. Ninguno de éstos se había visto involucrado en algún accidente, hasta el trágico hecho acaecido el día de hoy.

CASA 212-200 de la FACh, con el esquema de color actual (foto, FACh).

21 agosto 2011

Accidente en Lota

Accidente fatal de Piper PA-30

Piper PA-30 CC-CTT (c/n 30-490) (foto, internet)

La prensa local informa del accidente en Lota de un avión de la empresa Aero Transportes Araucanía Ltda. El aparato fue un Piper PA-30, c/n 30-490, matrícula CC-CTT. Hubo dos muertos: el piloto y el único acompañante.

Este avión fue fabricado en 1964 y llegó a Chile el mismo año adquirido por Gustavo Valenzuela Rodríguez, para operarlo desde Eulogio Sánchez como CC-PDQ. Luego de varias transferencias entre locales chilenos, este bimotor llegó a Aerotransportes Araucania en 1997, donde asumió la matrícula CC-CTT a contar del día 10 de septiembre de ese año.

Dentro de su vida operativa este aparato contaba con otros dos accidentes menores. El primero ocurrió el 3 de febrero de 1966, como CC-PDQ y cuando acumulaba 308 horas de vuelo. Hacía un vuelo entre Temuco y El Tepual, cuando al llegar a Lanco el piloto -Edmundo Deppe- decidió devolverse por el pésimo clima que encontró en la ruta. Aterrizó en una cancha arada en Gorbea y cayó en un hoyo. Cuatro días después fue sacado en vuelo, despegando desde la carretera Panamericana.

El segundo hecho ocurrió el 17 de junio de 1978, mientras operaba como CC-CFO desde el aeródromo La Florida, de La Serena, en un vuelo local. A poco de despegar, el piloto -Ramón Serey- sintió olor a quemado. Había fallado el sistema de retracción del tren de aterrizaje. Decidió volver a la pista, bajó manualmente el tren, y luego de correr por unos 60 metros, el tren se retrajo totalmente, sufriendo los daños típicos de este tipo de hechos.

15 agosto 2011

Hemos publicado, XLII

Flap Internacional 2011
Ya está en circulación la revista Flap Internacional de julio-agosto de 2011, dedicada a dar un detallado vistazo a las fuerzas de aviación militar en Latinoamérica. Me correspondió redactar el informe sobre Chile, en mi calidad de corresponsal de esta publicación en el país.