13 diciembre 2006

Velasco sigue golpeando...

Un Sopwith Baby muy destacado

Según menciona el historiador naval Carlos Tromben en su obra La Aviación Naval de Chile, el Sopwith Baby tuvo el honor de protagonizar el primer vuelo de un hidroavión en Chile, el que a su vez fue también el primer vuelo de una aeronave de nuestra Armada. El hecho ocurrió el 3 de julio de 1919 en la bahía de Talcahuano, oportunidad en la que se realizaron tres vuelos: el primero a cargo del instructor inglés Victor Huston, el segundo al mando del capitán de Ejército Diego Aracena, y el tercero a cargo del teniente 2° de la Armada y alumno piloto Manuel Francke Mariotti, todos ellos de recordada trayectoria en nuestro país.

Y justamente el perfil que esta vez nos hace llegar nuestro amigo el artista de aviación Juan Carlos Velasco describe al Sopwith Baby N2103, protagonista de aquel hito. Otro acierto de Velasco, quien nos tiene acostumbrado a sus trabajos de gran calidad artística e histórica.